El abyad árabe


Nuestro alfabeto latino, el griego, el hebreo y el árabe están emparentados a pesar de nuestra evidente dificultad en seguir las relaciones con estos últimos. El antecesor es el fenicio, que ha sido el sistema de escritura fonológico más influyente de la historia de la humanidad. Algunas diferencias notables entre la rama semítica (hebreo, árabe) y la griega (griego, latín) son:

¿Qué ocurre entonces con las vocales? Ocurre que el árabe tiene 6 fonemas vocálicos: 3 largos /iː/ /aː/ /uː/ y 3 normales /i/ /a/ /u/. Y no se representan igual:

كتب sin vocales, que el contexto desambiguará con entre otras opciones:

  1. كُتِبَ /kutiba/ "fue escrito" pasiva del aspecto perfecto de la raíz KTB "escribir"
  2. كَتَبَ /kataba/ "escribió" aspecto perfecto de la raíz KTB "escribir"
  3. كُتُب /kutub/ "libros"

أُكْتُبِي /ʔuktubiː/ "escribe (tu fem.)" imperativo de la raíz KTB "escribir"

أُكْتُبَا /ʔuktubaː/ "escribid (vosotros/as dos)" imperativo de la raíz KTB "escribir"


Aprendizaje del abyad

La escritura árabe no es difícil, es una escritura fonológica con una correspondencia muy próxima a la biyección 1:1 entre fonema y grafema. Sí que presenta variantes para las diferentes posiciones de una letra en la palabra: inicial, medial, final y aislada. No obstante estas formas suelen ser muy similares o iguales de tal manera que es normal que sólo haya dos formas distintivas y relacionadas. Pensemos lo que ocurre por ejemplo en el alfabeto latino donde las minúsculas (de desarrollo más tardío) no siempre son fácilmente deducibles de las mayúsculas, por ej. A/a R/r F/f G/g.


En árabe abundan los puntos sobre y bajo las letras: su función es distintiva. Cuando el corán fue escrito no existían estos puntos distintivos y dieron lugar a malinterpretaciones por lo que Abū al-Aswad al-Duʾalī (603–689) los incorporó para fijar la lectura del texto. Sin ellos nos quedaría un pequeño repertorio de formas como el siguiente, del que podemos partir para aprender con facilidad el alifato (nombre que recibe el abyad árabe, de su primera letra: alif):

ىحسصطمعد لك واه

De 9 formas primarias que admiten puntación podemos obtener fácilmente 22:

ـىـ ـبينتثـ
حـ حخجـ
ـسـ سشـ
ـصـ صضـ
ط طظـ
ـمـ ـفقـ
ـعـ ـعغـ
د دذ
ر رز

A las que añadiremos unas pocas que no añaden punto: ل ك واه

El punto no tiene ningún valor fonético. No hay ningún uso sistemático y sólo se aprecian cuatro parejas: cuando el punto aparece sobre ط [tˁ] y ص [sˁ] proporcionando sus variantes sonoras ظ [zˁ] ض [dˁ], o sobre ح [ħ] y ع [ʕ] proporcionando sus velares خ [x] y غ [ɣ].


Para facilitar el aprendizaje es interesante organizar los grafemas por similitudes y por orden de dificultad, esto es poniendo primeramente aquellos cuyas formas inicial/medial/final/aislada son más parecidas:

número de glifos por grafema AFI aislada final medial inicial
1 (son todos iguales) [tˁ] ططط ط
  [ðˁ]-[zˁ] ظظظ ظ
2 tipos (basta con añadir una prolongación) [s] سسس س
  [ʃ] ششش ش
  [sˁ] صصص ص
  [dˁ] ضضض ض
  [l] للل ل
  [n] ننن ن
  [b] ببب ب
  [t] تتت ت
  [θ] ثثث ث
sólo 2 glifos (final y aislado) [1] [aː] ـا ا
  [d] ـد د
  [ð] ـذ ذ
  [r] ـر ر
  [z] ـز ز
  [w] [uː] ـو و
2 tipos [ʤ] ججج ج
  [ħ] ححح ح
  [x] خخخ خ
  [k] ككك ك
  [m] ممم م
  [j] [iː] ييي ي
  [f] ففف ف
3 tipos [q] ققق ق
4 (todos diferentes) [ʕ] ععع ع
  [ɣ] غغغ غ
  [h] ههه ه
caso particularísimo, hamza [2] [ʔ] ـأ أ / ئئئ ئ/ ـؤ ؤ / ء

[1] Aquellos grafemas que no poseen un glifo inicial o medial (ــر ر por ejemplo) interrumpen la continuidad gráfica de la palabra con un espacio que siempre es menor que el espacio interpalabras. No obstante se distingue claramente como puede observarse a continuación:

ورق جديد /wa.ɾa.qa d͡ʒa.diːd/ "un folio nuevo"

مكتب جديد /mak.ta.b d͡ʒa.diːd/ "un escritorio/oficina nueva"

[2] La oclusiva glotal [ʔ] se halla a medio camino entre diacrítico y letra. Ocurre algo similar en otros sistemas de escritura del mundo en los cuales incluso ni se representa ya que la fonotaxis de esas lenguas obliga a tener una consonante en ataque silábico que por defecto es la oclusiva glotal. En árabe normalmente aparece como diacrítico sobre ciertas letras de soporte (أ ئ ؤ) pero en ciertas circustancias aparece aislada ء, la cual es su única forma.


Fonología, brevísima mención

Desde el punto de vista fonológico nos es complicada pues abundan sonidos guturales, el más difícil probablemente la fricativa faringal sonora /ʕ/ que puede reproducirse produciendo una gran apertura oral haciendo descender la mandíbula: esto estrechará como consecuencia la faringe.

Otra sonido gutural es la oclusiva glotal /ʔ/. Para producirla nos basta con recordar que ya la usamos en ciertas circunstancias, por ej: "mira a Ana" utiliza estas oclusivas para delimitar las vocales homófonas /mi.ɾa ʔa ʔa.na/.

Otros sonidos peculiares que podemos hallar son los llamados en árabe consonantes enfáticas: son cuatro fonemas alveolares faringalizados (con articulación secundaria faringal).


Finalmente podemos ubicar todas las letras en el AFI según sus valores fonológicos:

                                   
     

Articulador activo

Labiales

Coronales

Dorsales

Radicales

Glotal

   
     

Articulador pasivo

Bilabial

Dental

Alveolar

Post-

Palatal

Velar

Uvular

Faríngea

Glotal

   
     

alveolar

   
 

Canal

         

normal

enfático ˤ

               
 

Nasal

م

   

ن

                 
 

Oral

Central

Vibrante

     

ر

                 
 

Oclusiva

Insonora

     

ت

ط

   

ك

ق

 

ء

   
 

Sonora

ب

   

د

ض

               
 

Fricativa

Insonora

 

ف

ث

س

ص

ش

 

خ

ح

ه

   
 

Sonora

   

ذ

ز 

ظ

   

غ

ع

     
 

Africada

Insonora

                         
 

Sonora

         

ج

             
 

Aproximante

           

ي

و

         
 

Lateral

     

ل

                 
fig. Las letras que aparecen en rojo (son todas coronales) son las llamadas consonantes solares y experimentan geminación cuando son precedidas por el artículo, al cual modifican (pinche aquí para más información sobre las variantes fónicas del artículo árabe).